La genealogía: Una obra de milagros

Por Heriberto Loesener

Nací en Buenos Aires, Argentina hace 67 años, hijo de inmigrantes alemanes que se radicaron en Sudamérica.  A los 21 años conocí el Evangelio a través de un compañero de la escuela secundaria, de nombre Jorge Cecchi. Mis padres nunca se bautizaron, pero nunca me impidieron investigar la Iglesia. Eran fieles a su Iglesia (Iglesia Luterana Alemana), e incluso mi padre en sus últimos años llego a ser un pastor de ella.

Al año de haberme bautizado en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (inadvertidamente llamada Iglesia Mormona), serví como misionero en la Misión Córdoba Argentina, fueron dos años de grandes bendiciones, trabajo arduo y profundo aprendizaje. Después de dos años de haber regresado de la misión, conocí a mi esposa con quien tuve 4 hijos, hoy tenemos 5 nietos.

mormon-family-historyRecuerdo que después de mi bautismo en la Iglesia de Jesucristo, me interesó mucho la obra por nuestros antepasados. Los mormones creemos que después de esta vida las familias pueden continuar unidas si las personas han realizado las ordenanzas que se requieren como por ejemplo el bautismo, la confirmación, el matrimonio en un templo del Señor.  Debido a que muchos de nuestros familiares fallecieron aun sin haber escuchado el Evangelio, los familiares que aún estamos vivos realizamos esta obra por ellos dándoles así la oportunidad de aceptar o rechazar el evangelio en el mundo espiritual en el que están. Para ello tenemos que buscar los datos de nuestros familiares: nombre, fecha de nacimiento, por ejemplo, los que una vez reunidos forman parte de nuestra historia familiar.

genealogía-mormonaLuego de meditar para ver cómo llevarla a cabo me desanimé un poco, pues no tenía muchos datos de ellos, todos vivieron y murieron en Alemania Occidental y algunos en Alemania del Este. Yo había aprendido que si hacemos nuestra parte, el Señor nos ayudará a encontrar la manera de cumplir con este mandamiento.  Fue entonces que sucedió el primer milagro: Mi padre me llamó para decirme que tenía algo para regalarme y qué grande fue mi sorpresa cuando me regaló dos libros familiares que contenían ¡¡toda su rama genealógica hasta el año 1670!! ¿Por qué me los regalo a mí y no a sus otros hijos? Creo sinceramente que el Señor los reservó para un sabio propósito: poder realizar la búsqueda genealógica para enviar sus nombres al templo para poder realizar las ordenanzas que necesitan para seguir progresando. Estos libros familiares contenían todos los nombres, fechas, lugares de nacimiento y de muerte, necesarios para esta obra.

¡Qué maravilla y prodigio! Alguien que no se unió a La Iglesia, pero que escuchó las charlas misionales decidió en sus últimos momentos darme aquello que con seguridad sería de gran valor para él y sus antepasados: los registros genealógicos familiares. Estos libros de mi familia están escritos mayormente en hermosa letra gótica alemana, escritura que se usó en Alemania en las escuelas, Iglesias y documentos oficiales.

elias-templo-kirtland-mormonEn este punto quiero recordar al profeta Elías que fue muy importante en el proceso de la restauración de todas las cosas predichas por los profetas. Él, Elías, fue quien apareció junto con Moisés en el Monte de la Transfiguración (Mateo 17:3). En estos últimos días, él se apareció a José Smith y Oliverio Cowdery el 3 de abril de 1836 en el templo de Kirtland (D. y C. 110:13-16) a fin de que se cumpliera la promesa de Malaquías, de hacer volver el corazón de los padres a los hijos y de los hijos a los padres (Malaquías 4:5-6). Desde ese momento el Espíritu de Elías merodea sobre la Tierra influenciando y motivando a muchos, miembros y no miembros de nuestra Iglesia, como mis queridos padres, a interesarse por su sus familiares fallecidos.

Luego, gracias al milagro del Internet, yo ingresé toda esa información y la puse al servicio de la Iglesia. Gracias a ello, un primo mío que yo no conocía y que vive en Canadá, me escribió y agregó más nombres a mi árbol genealógico. Quiero hacer notar que mi primo es un genealogista profesional y ¡no es miembro de la Iglesia! ¡Este primo agrego más nombres y mi árbol se extendió hasta el año 1490! ¡Qué maravilla! Sé que si hago mi parte tendré la oportunidad de seguir trabajando por mis antepasados y por qué no, también por los otros hijos de Dios.

Yo testifico que esta es una obra divina, parte esencial del Plan de Salvación de Jesucristo y que únicamente en Su Iglesia –aun La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días– se enseña como parte de la plenitud del Evangelio que ahora está disponible para toda la humanidad, tal cual lo predican los jóvenes misioneros mormones sobre la superficie de la tierra.

Deseo a todos tener éxito en esta obra maravillosa y un prodigio. ¡No olvidemos que es una obra divina basada en milagros! Es mi fiel y leal testimonio que La Iglesia de Jesucristo se ha restaurado en estos últimos días, junto con todas las ordenanzas que Él instituyó durante Su ministerio para que podamos regresar a la presencia del Padre Celestial. En Su santo nombre. Amén.

 

Posted in Experiencias personales | Tagged , , , , | 1 Comment

¡Bienvenidos!

mormon-family-historyEste sitio es para facilitar la búsqueda de datos genealógicos. Muchas personas a través del mundo sean o no miembros de la Iglesia, llegan a interesarse en la historia familiar por diferentes razones.

Hay varias maneras de empezar nuestra propia historia familiar.

Para empezar es importante tener información básica de nuestra propia familia, datos de nuestros padres, abuelos, tíos, y sus familias. Esto ayudará a encontrar más rápidamente a nuestra familia entre las miles que se apellidan igual que nosotros. Comience por anotar los datos de sus familiares. Necesitará el nombre completo, fecha de nacimiento, defunción, lugar de nacimiento y lugar de defunción, nombre del cónyuge, nombres de los hijos si los hubo, y todos los datos que pueda acumular. Si no tiene muchos datos, introduzca los que tiene.

Puede llamar a sus familiares para que le digan si ellos recuerdan datos de sus seres queridos fallecidos. Quizá algunas amistades de la familia también puedan tener los datos básicos que se necesitan. Hoy en día la obra en el templo se realiza aun cuando no estén todos los datos presentes.

Si lo que desea hacer es buscar información de sus seres queridos fallecidos el siguiente paso es de visitar uno de los 3,700 Centros de Historia Familiar que la Iglesia proporciona. No es necesario ser miembro de la Iglesia para usar estos recursos. Cualquier Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Los mormones) podría darle la información necesaria para saber dónde queda el Centro más cercano de historia familiar. En estos se dispone de programas y equipo esencial para encontrar información sobre nuestros antepasados.

La Iglesia ha invertido mucho tiempo poniendo a nuestra disposición registros que antes sólo se encontraban en los microfilms.

Luego de obtener sus datos familiares, los puede introducir en el sitio llamado New Family Search: new.familysearch.org/es/action/unsec/welcome.  Aquí puede ir agregando sus datos y el programa los va acomodando por familias. Si alguien más en otro lugar del mundo está trabajando en esa misma línea genealógica, el programa se lo hará saber.

Al mismo tiempo de tener la responsabilidad de ayudar a nuestros antepasados, tenemos la responsabilidad de crear nuestros propios registros. Escribir en un diario la historia de nuestra propia vida ayudará a nuestra descendencia a aprender de nosotros. No sólo es importante escribir sobre nuestra propia vida, sino también de los acontecimientos de nuestra familia, y cualquier información que sea importante concerniente a nuestros familiares.

Recuerde que las familias pueden ser eternas.

Posted in Uncategorized | 1 Comment